Síguenos por Email

viernes, 26 de noviembre de 2010

Regreso de Nuestro Padre.

Hermanos tal vez esta noticia o este artículo llega un poco tarde, todos sabemos bien que Nuestro Padre regresó junto a nosotros el pasado Domingo. Pero muy a mi pesar no he podido realizar este tan anhelado artículo debido a asuntos como el enfrentarse a un duro curso académico.
Pues bien, se suele decir que lo bueno se hace esperar y nunca es tarde para realizar las cosas.

Voy a comenzar mi particular visión sobre los acontecimientos ocurridos el pasado fin de semana.
Estubimos a las once de la noche del pasado sábado en la iglesia clavados a la puerta de Santa Bárbara esperando esas divinas palabras..."Podéis pasar" ya no importaba para nada el gélido frío que empañaba la noche ni tampoco importaba el rechinar de los dientes por el frío junto con los nervios de poder verlo.
Entrando a la Iglesia con nuestros costales en mano para que Nuestro Señor los bendijera con sus benditos pies nos acercamos todos mis hermanos en silencio, con cautela y con un brillo en los ojos extremadamente difícil de explicar. Al cruzar el umbral de la última puerta que nos conduce hasta el salón principal de nuestra parroquia nos dirigimos embelesados hacia el altar, he de decir que ese camino que millones de veces he recorrido se me hizo interminable.

Llegamos junto a ti Padre y tu luz y tu resplandor divino nos hizo olvidarnos del mundo durante unos minutos e hiciste que por nuestros ojos empezaran a brotar unas lágrimas que recorrieron nuestro rostro, aun recuerdo a mis hermanos que abranzandose entre si con las mismas lágrimas que yo derramaba se decían mutuamente, "Está aquí, por fin está aquí...Esta precioso"
Uno de mis hermanos propuso rezar una solemne oración por Ti y todos juntos convertimos todas nuestras voces en una sola para poder rezarte con toda la fe que tus hijos sabemos darte.

Cuando ya nuestro vestidor nos dio el permiso de fotografiar tan bella estampa, comenzamos como locos con nuestro despliegue de trípodes, cámaras, objetivos...y demás parafernalia para plasmarte en unas sencillas imágenes.
Poco a poco mis hermanos se fueron marchando a Nuestra Casa de Hermandad para como muchos días pasar una noche en Hermandad y comentar las opiniones de cada uno sobre el regreso de Nuestro Cristo Resucitado.
No veía el momento de dejar de echar fotos para plasmar tanta belleza y poco a poco fui quedandome a solas junto a Ti, Padre y junto a Ti, Madre.
Llegó el momento en que debíamos marcharnos, era tarde y debíamos descansar para el Gran Día, asique junto con mis hermanos nos retiramos no sin antes volver a mirarte y con una voz temblorosa y emocionada decirte " Padre, mañana nos vemos "

No sabría plasmar en estas líneas lo que sentí en esas horas, ni lo que sentí el domingo cuando no pude ir a la celebración de tu regreso por motivos que Tú y yo sabemos.

Hermanos desde aquí felicitaros por no dejar a Padre nunca sólo y por el gran recibimiento que le dimos.
Hemos hecho que se sientan orgullosos de nosotros.

Fdo: La Administración de Resucitó en Santa Bárbara.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | coupon codes